Ven conmigo

Ven conmigo
hay un sonido lento,
lejano que no deja lugar a la duda,
la vida que empuja la muralla de la alborada.

Es tierna la noche y oscura
atraso las horas del reloj
para escucharte adentro,
mar de mis ensueños
antes de que nos persiga
el día por las playas calladas.

Mar solo
de espumas dulces sin testigos
de esos besos que se escapan
y que vuelven con el sabor de la sal
entre los labios,
jugando por la orilla enamorada.

Son las tres de la mañana
la luna está traspuesta
pensará que nadie la está mirando
el amor es lento y la soledad inmensa
tu y yo solos en el sueño
y en la eternidad de sus entrañas.

@mjberistain




4 comentarios sobre “Ven conmigo

  1. La luna le mira a la cara,
    como al amante, su amada,
    y las palabras se adornan
    de espumas y caracolas
    para dedicarle unos versos
    a este mar ahora en sombras…
    Precioso poema, Mª Jesús, me ha sugerido cuatro versitos dedicados a ese mar espectacular de la fotografía.
    Un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

  2. ¿Por qué será que el mar (el Mar) es la metáfora de las metáforas? Claro está; para un poema como el tuyo, es un poquito más que perfecto, porque también lo es todo: calma y pasión, añoranza, presencia, misterio… Nosotros, pequeñitos seres, nos perdemos en él como sólo podemos hacerlo con aquello que es pura inmensidad (la noche, esa otra metáfora, tiene un fin; el mar no).

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .