Oteiza en Alzuza

Vídeo de la visita al Museo de Oteiza en Alzuza junto a mis compañeros del grupo de Fotografía
Amabost de la Sociedad Fotográfica de Gipuzkoa


Pulsar sobre cualquiera de las imágenes para verlas en mayor tamaño

Breve biografía de Jorge Oteiza


fotografía@mjberistain

Despierta

Despierta al día que llega, despierta.
Se alza del sueño con la luz del alba.

Te multiplicas en mil espejos.
Ya no eres aquella mujer
de mirada borrosa
salpicada la frente de oscuridad.

Despierta al día que llega,
despierta con la luz del alba
de la noche como un palacio
de silencio sin ventanas,
despierta de los bosques,
de los hayedos y de los musgos,
despierta del laberinto de lunas,
que es dulce el amor
en tu copa de sombras.

La luz del día borrará
la gravilla de los caminos
y las heridas de tus pies descalzos.

@mjberistain2022

La lágrima de un sueño

La Luz existía
más allá de mí misma, y tan lejos…

El silencio perdido entre mis ropas,
me miraba el mar desde sus espejos;
estrellas en la noche plateada.
Conocía su cuerpo, su desnudo
bajo sus pies de agua.

El silencio perdido entre mis ropas,
el amor en olvido sobre la playa
donde la luna clavaba sus anclas.
Abandonamos allí algunos sueños
bajo sus pies de agua.

Noche
quiero entrar en tu alma.

Para mis palabras quiero
destellos y ráfagas de locura
y la tinta antigua de los poetas
para mis palabras quiero
y para mis silencios,
que dibujaré un borrón en el tiempo
parecido a la lágrima de un sueño.


inspirado en obra de E.Pardos publicada en el Blog Trianarts

Por las ramas…

Zaraparrilla

Busco la Luz y busco su Sombra, y en mi bosque, últimamente, busco flores, plantas, árboles nuevos, nubes, nieblas, lluvia. Y agua.

Suelo perderme en solitario con mi cámara de fotos colgando del cuello, camino despacio con la vista centrada en el paisaje, es tanto lo que me dice la Naturaleza…

Sin embargo, mis conversaciones son cortas, porque hay que reconocer que, tanto Ella como yo, somos de pocas palabras. Me quedo con algunas de las imágenes que me han conquistado en mi camino.

Con sus latidos, una raya de sol rasga el invierno
Carlos Medrano

Quién pudiera…


De acuerdo con la teoría de Platón
las plantas experimentan sensaciones y deseos…

¡Naturaleza, qué bien logras afuera
lo que quisiera, adentro, lograr el alma:
la tranquila plenitud,
exuberante y secreta,
la abundancia justa, la pluralidad segura!

Mi espíritu ha de ser como tú,

Naturaleza, igual a ti
en perezosa magia,
en apretada riqueza,
en retenido aliento.

Naturaleza, mi espíritu ha de tener,
como tú,
el hastío bellísimo de las cosas plenas!

Autor: Tomás Segovia

Fotografía tomada en Cap Roig-Tarragona

Sombra

«…Cuando llegue el otoño, con rescate y silencio,
tú no marchitarás…»
Claudio Rodríguez


«Sombra de la amapola»

ANTES de que la luz llegue a su ansia
muy de mañana,
de que el pétalo se haga
voz de niñez,
vivo tu sombra alzada y sorprendida
de humildad, nunca oscura,
con sal y azúcar,
con su trino hacia el cielo,
herida y conmovida a ras de tierra.

Junto a la hierbabuena,
este pequeño nido
que está temblando, que está acariciando
el campo, dentro casi
del surco,
amapola sin humo,
tú, con tu sombra, sin desesperanza,
estás acompañando
mi olvido sin semilla.
Te estoy acompañando.
No estás sola.

Claudio Rodríguez
Fotografía @mjberistain


Río Tinto 20 a 22 de Mayo 2022

TALLER RÍO TINTO


20 a 22 de mayo


La sorprendente y zona única del Paisaje Protegido de Río Tinto en Huelva es famosa por sus peculiares paisajes lunares o mejor dicho, “marcianos”, surcados por el emblemático Río Tinto en cuyo cauce y orillas se encuentra un verdadero paraíso de increíbles “micropaisajes” de espectaculares colores y formas.
Por estas características organizamos aquí talleres de fotografía, que son  especialmente recomendables para lxs fotógrafxs interesadxs en el retrato del paisaje en su faceta más abstracta y/o en añadir una serie de imágenes originales y completamente nuevas a su portfolio.
Sobre los lugares a visitar:
En este taller fotográfico, que abarca tanto el paisaje en su sentido amplio como en su aspecto más detallista y minimalista, visitaremos la sorprendente zona del Paisaje Protegido de Río Tinto en Huelva. En este lugar, que es de los pocos de su género en este planeta, encontraremos todas tipos de formas y colores dentro y alrededor de su cauce con su característico color “tinto”. Aunque hay influencia de actividad minera en la zona, la gran y colorida variedad de paisajes es en esencia algo natural, debido a la geología y las extremas condiciones ambientales del lugar.
Visitaremos varias localizaciones de este Río para poder fotografiar diferentes tipos de sus interesantes y fotogénicas  formaciones.
El taller va dirigido a fotógrafxs  de todos los niveles pero es especialmente recomendable para lxs fotógrafxs interesadxs en la fotografía de paisaje en su faceta más abstracta y/o en añadir una serie de imágenes originales y completamente nuevas a su portfolio.
 
Sobre los talleres:

Los viajes y talleres son impartidos por profesores con demostrada experiencia en fotografía de paisaje y nocturna y van destinados a un amplio público; desde el turista que le interesa conocer lugares interesantes, el aficionado con ganas de aprender o perfilar su conocimiento hasta el profesional que pretende ampliar su portafolio fotográfico.
Los talleres tratan de familiarizar los participantes con los diferentes aspectos teóricos y prácticos de la fotografía del paisaje y nocturna y prepararlos para las diferentes situaciones y posibilidades sobre el terreno.
Las salidas fotográficas van en esa línea enfocadas a aprender y aplicar los conceptos previamente tratados en los talleres teóricos, permiten además a los participantes conocer lugares espectaculares desde el punto de vista, natural cultural y paisajística y pasar una agradable estancia en ellos, acompañado por  fotógrafos expertos conocedores de la zona que estarán a plena disposición de los asistentes para atender cualquier duda y facilitar los consejos oportunos.
El workshop incluye además proyecciones para los visionados de los trabajos realizados por los alumnos, en las cuales se comentan los aspectos técnicos y estéticos de las imágenes acompañados por consejos de cómo mejorar en ambos aspectos.

Material (fotográfico) recomendado:
Aunque no es imprescindible para asistir, se recomienda acudir con conocimientos básicos de fotografía y con cámara réflex digital para sacar más partida de los talleres.
Como materiales complementarios aconsejamos llevar trípode, filtros polarizador, degradado gris y gris neutro (de diferentes densidades),  cable disparador, líquido y paño para limpiar objetivos, baterías y cargador, (por si acaso) paraguas y funda de lluvia para la cámara y frontal.
Para desplazarse por las localizaciones fotográficas es imprescindible disponer de un buen calzado, preferiblemente botas de montaña (viejas).

Programa (horarios sujetos a modificaciones según la estación del año)

Viernes
16:30 Bienvenida y Taller de fotografía abstracta y de paisaje
18:00 Salida fotográfica
21:30 Cena
 
Sábado
09:00 Desayuno
09:30 Ruta fotográfica
14:00 Comida (Picnic)
15:00 Continuación ruta fotográfica
22:00 Cena
 
Domingo
09:00 Desayuno
09:30 Ruta fotográfica
14:30 Comida de despedida
16:00 Despedida
 
Duración: fin de semana.
Alumnos: 6 mínimo, 20 máximo.


Precio: 280 euros en habitación doble. 315 en habitación individual. (Pensión completa). Descuento de 50 euros para acompañantes.

Incluye: alojamiento en hotel; régimen de pensión completa. Clases teóricas y prácticas. Desplazamientos desde el hotel en coches particulares (compartidos) para realizar las rutas. (consultar otras condiciones y acompañantes).
Idiomas: castellano, inglés, alemán y holandés.

Reservas:
Efectuando un ingreso de 60 euros en la siguiente cuenta corriente:
Triodos Bank:
ES40 1491 0001 2220 7952 7822
Concepto: Taller Río Tinto  
Indicando nombre, apellido, teléfono, DNI y dirección (fiscal) así como el régimen de alojamiento.
El resto del importe se abonará el primer día de la actividad.
 
 
¿Cómo llegar?
El alojamiento se encuentra en Minas de Río Tinto, a unos 80 kilómetros de Sevilla. Cuando se acerca la fecha haremos llegar una descripción más detallada para llegar al alojamiento.
Para llegar a los lugares a retratar algunos itinerarios transcurren por caminos no asfaltados en un principio transitables para un turismo en condiciones normales y en algunos casos habría que realizar algunos trayectos a pie por lo que recomendamos que los participantes estén acostumbrados a andar por el medio natural. Para desplazarse por las localizaciones fotográficas es imprescindible disponer de un buen calzado, preferiblemente botas de montaña (viejas).
Nota final: La realización de las fotografías depende en gran parte del tiempo sobre el terreno. Andalucía cuenta con un buen clima con muchas horas de sol y pocos días de lluvias, no obstante el tiempo puede variar.
Al Andalus Phototour se reserva el derecho de modificar horarios y recorridos en caso de que las circunstancias lo requieren (ej. Lluvias, mal estado caminos de acceso) para el bien de los participantes y de las fotos a sacar.

Anoche

Vuelves a entrar en mi sueño, no tienes piedad, son las tres de la mañana.

Las sirenas suelen anunciar los peores presagios a esa hora, a las tres de la mañana, y hasta mis delirios llegan los golpes de luz y el eco de las bombas que movilizan los flujos de mi cerebro cuando no puedo dormir.

Sin embargo, hoy presiento que eres tú y no temo. Abro de par en par las ventanas para que entres y te acomodes entre mis somnolientas neuronas. Me concentro para vivir un silencio elocuente, sé que es donde mejor te expresas, con esos ojos negros de mirada profunda, inquietante —diría que inquisidora— si no fuera por la inteligencia y la ternura con la que me regalas cada vez que apareces en mi vida.

Te dejo hacer… Siento cómo tensas algunas de las finas líneas que se entrecruzan en el espacio intra-sideral que te reservo, yo no quería pensar esta noche. Acepto fluir en tu presencia mientras trasteas entre ellas, mis neuronas, organizándote un hueco confortable, librando algunas batallas con mis nudos aquí y allá, salvando las minúsculas distancias que el tiempo impone y borrando algunos flecos que mi impericia suele dejar sueltos.

Y, me doy cuenta de que, poco a poco, descubres que algo tuyo sigue estando ahí. Y no me trastorna. Siempre te he dicho que soy fiel y, como vulgarmente se dice «dura de mollera», que no es fácil que aparte de mi vida a las personas a las que amo.

Pero esta noche no, esta noche en la que el poder de la ignominia hace temblar los cimientos del mundo, esta noche no, no me castigues más.

Encontrarás agujeros negros entre la maraña de líneas envejecidas que hoy pueblan mi cerebro. Sabes que el olvido puede hacer estragos porque no se puede corregir. Así que, si todavía tus ojos siguen iluminando, aunque sea débilmente, esta noche de extravío, permíteme que te sueñe desde la locura de los latidos que inquietaron con destellos inmortales lo que la vida convirtió en recuerdos.

Compréndeme, tú sabes hacerlo.

Y no dudes de que en su fondo sigue existiendo una silla vacía esperando su renacimiento…


Texto y Fotografía @mjberistain

A tientas

A tientas la vida
de la mano de la muerte,

Una niña bebe agua de un charco
nieva sangre sobre sus ojos.

La tierra se descompone
entre el lodo y el odio
porque hay dioses menores
con alas de hierro
asestando golpes de luz
por los parques vacíos.

¿También los dioses derrotados
sentirán miedo a la hora de morir?

—me pregunta—

¡Qué triste sentir misericordia
mirando a una niña a los ojos!

Sonrío llorando en silencio…

Confío en que veamos cruzar los ríos y los mares del mundo a los dioses menores derrotados
con sus lóbregas sombras, alargadas, contemplando cabizbajos su propia nada.


Fotografía @mjberistain
Texto inspirado en el libro Los dioses derrotados de Pedro J. De la Peña



Cicatrices

Un olor denso,
dulce, de flores marchitas,
y madera, y humo, y sombra, y melancolía

José Hierro

Lo veía llegar
su sombra le precedía
hombre de suaves navajas y sucias
abarkas, no reparó en su mirada,
el sol de la tarde deslumbraba.

Hombre de silenciosa presencia
y joven corazón cansado,
¿a dónde iría que ella no supiera?
No era tiempo de marchar
ni de abandonar los huertos
donde temblaban historias
entre bellísimas flores marchitas.

Un día él dijo:

El tiempo no pone ni quita razones.
El tiempo todo lo cura; el tiempo cicatriza.

Y escribió en un pequeño papel de seda:

«Caerán las tristezas
como fértiles cortezas del árbol de tu vida
y habrá siluetas nuevas —regalos al paisaje—
y alegres golondrinas
…»

Ella se sentó a esperar mientras amaba,
un viento helador acechaba por las esquinas
y no hallaba suficiente lluvia
para lavar del amor la mortal esencia.

Se sentó a esperar.

Bajo su almohada un olor denso, dulce
de la última rosa marchita,
y madera, y humo, y sombra, y melancolía*

Imagen mjberistain y mjcueli
* Los versos en cursiva son de P.A. y José Hierro



Frente a mi reflejo

El sol es débil, la razón no importa
y yo me acercaré despacio hasta las sábanas.

Evitando el te quiero,
en la confusa lucidez del alba
dejaremos la noche,
igual que un barco deja a sus espaldas,
como una huella inmensa, todo el mar.

Y mientras nos besamos,
recordaré sin duda
otros amaneceres en el agua,
mirando frente a frente mi reflejo,
con el mismo temor a sumergirme…

(extracto) Luis García Montero


Alas para un sueño

Por caminos de kilómetros sin cruces,
alas para un sueño,
allí te encuentro.

Sé que me esperabas,
porque vuelves
con tu brillo de primavera sin lluvia,

Sé que me esperabas
porque vuelves a mí
hasta en la inhabitable sequía…

@mjberistain


GALLOCANTA

Lo que yo vi de La Grulla Común a su paso por la Laguna de Gallocanta

A 1.000 metros de altitud, en un altiplano entre las provincias de Teruel y Zaragoza se encuentra la mayor laguna de agua salada —endorreica— de Europa, esto quiere decir que no tiene salida a ningún rio o mar. Aquí conviven más de doscientos tipos diferentes de aves, pero las más emblemáticas son las Grullas.

Era la primera vez que iba a fotografiar «aves». Había dos momentos en el día que las Grullas se mostraban más accesibles para los fotógrafos. El amanecer y el atardecer. Una vez parapetados tras algún árbol o caseta de campo para no molestar a las aves, era preciso no moverse y, por supuesto, estar en silencio. De otro modo las grullas echarían a volar o cambiarían la dirección de su vuelo, alejándose de nosotros.

Tengo que decir que a mí se me hizo realmente difícil conseguir un buen enfoque de las aves a pesar del trípode.

Así es que, después de levantarme durante tres días a las seis de la mañana, disfrutaba durante las horas intermedias tomando algunas fotografías de paisaje y algunos detalles.

Campos recién sembrados y otros en los que ya verdeaba el cereal hacían de los alrededores de La Laguna de Gallocanta una gran extensión de fuertes contrastes.

Ermita Nuestra Señora la Virgen de los Olmos
Castillo de Berrrueco
Amanece en La Laguna

El viaje fue organizado por ASAFONA, Asociación Aragonesa de Fotógrafos de Naturaleza.
Desde aquí mi agradecimiento al grupo de amigos por su simpatía y la ayuda que me ofrecieron.

Ver: Presentación en PDF


Ucrania

Viernes de lluvia,
se marcharán las grullas
con el invierno.

La tierra tiembla.
Rumores y silencios
Ucrania llora.

Se incendia el aire,
adentro de las noches
la luz se muere.


@mjberistain

La invasión rusa BERNA GONZÁLEZ HARBOUR

¡ Buenos días, lectores! Siento saludaros así, pero hoy es un día triste para Europa: la invasión rusa de Ucrania está firmada. ¿Habéis leído El maestro Juan Martínez que estaba allí, del gran Chaves Nogales? Grandísima novela. Y allí era en Ucrania, donde la hambruna causada por Stalin y la guerra civil rusa dejó millones de muertos en un país rico en cereales maltratado a ratos por la historia. Esta parece repetirse hoy de la mano de Putin, que tras un discurso nostálgico del imperio soviético anunció anoche el reconocimiento de las regiones separatistas orientales y el envío inminente de tropas. Para el “mantenimiento de la paz”, dice. La guerra en realidad empezó en Donetsk y Lugansk hace ocho años y ha causado 14.000 muertos. Estaba soterrada, protagonizada teóricamente por “separatistas prorrusos” pero apoyada, si no instigada, por el Kremlin. Hoy ya estamos ante la invasión abierta pese a las presiones de una Unión Europea cuya amenaza de sanciones no amedrenta a Putin y un Joe Biden que no podremos decir que no haya avisado. ANDREY BASEVICH (AP)Parafraseando a Nogales, nuestra corresponsal, María R. Sahuquillo también está allí y nos describe los hogares maltratados por estos años de guerra. Su crónica pone en valor el periodismo. Su predecesora durante décadas, Pilar Bonet, escribe este análisis con las claves de este nuevo desafío: Putin se adentra en el peor escenario. Y el editorial nos recuerda que no solo está en juego la vida en Ucrania, sino el orden del mundo. Lo dicho: un día triste para Ucrania, para Europa y para la propia Rusia, que en lugar de avanzar hacia la democratización lo hace hacia el repliegue nacionalista y agresivo que bien conocí en mis años de corresponsal.

Garrapiñadas

Llevaba tiempo deseando tener unos cuantos días libres para perderme por las rutas de los frutales en flor que pueden contemplarse en esta época por nuestra geografía; Cerezos en la zona de Extremadura, Almendros en Tenerife y Aragón o en la zona del Mediterraneo… Maquiné un plan que parecía perfecto. Estaba siendo un final de invierno infernal. Habían llegado tarde pero con fuerza los vientos de más de cien kilómetros por hora, la lluvia arreciando sin compasión y anegando paisajes que hasta entonces eran de puro secano, y nieve; nieve deseada pero que atrapaba con su bellísimo manto blanco cualquier tipo de tráfico -animal o humano- a pie o por medio de cualquier artilugio mecánico de transporte conocido tipo tren, coche, camión o avión. De verdad que yo andaba necesitada de huir del gris oscuro que envolvía con saña mi cuerpo y mi espíritu.

Optamos por la zona de Levante por cercanía y por asegurarnos un poco de sol y temperaturas amigables para poder disfrutar del bellísimo paisaje de la «floración» en estas fechas. Todo encajaba.

«La producción del almendro en España se concentra en las comunidades del litoral mediterráneo. Es el segundo país productor mundial de almendra después de Estados Unidos. El almendro es un árbol muy robusto y de larga vida, que en la cuenca mediterránea puede vivir entre sesenta y ochenta años, incluso hasta un siglo. Es, junto al olivo, uno de los principales árboles cultivados con fin industrial en el litoral mediterráneo. Ambos toleran climas extremos de inviernos húmedos y veranos calurosos y requieren terrenos pobres. Actualmente se cultivan más de cien variedades debido a la gran riqueza genética, pero existen cinco tipos comerciales definidos y seleccionados entre las variedades de mayor calidad, que son Marcona, Largueta, Planeta, Comunas o Valencias y Mallorca.»

Llegamos tarde. La floración se había adelantado debido a la rara climatología de este año y los árboles se estaban cargando ya de almendras. Había una gran preocupación en la zona porque se esperaba frío y ello podría arruinar el fruto. ¡Nuestro gozo en un pozo!, Recorrimos los valles por sinuosas carreteras, esta vez con una belleza diferente a la que esperábamos, pero el sol y la vista del mar en el horizonte aliviaron nuestra desilusión.

¡Pues… compraríamos almendras!

Encontramos en Guadalest —un pueblo caprichoso encaramado en la sierra como una gran ventana al mediterráneo—, una tienda de productos de la zona.

Allí nos explicaron que la producción de los almendros se vendía íntegramente a la Cooperativa pero que, con suerte, podríamos encontrar algún vecino que quisiera vendernos almendra natural -con cáscara- a dos coma cinco euros el kilo aproximadamente (que era el precio de venta al por mayor). El amable dueño de la tienda, propietario también de algunas de las parcelas de almendros de la zona, al que compramos pasta de almendras para postres y otros usos,  en su ánimo de aliviar nuestro desconcierto nos ofreció unas pequeñas bolsitas de plástico transparente con unos cuantos gramos de almendras garrapiñadas.

¡Garrapiñadas!

No puedo acordarme de cuándo fue la última vez que comí garrapiñadas pero debió de ser en el parque de atracciones de Igueldo cuando todavía era una niña.

Tuve que conformarme con hacer algunas fotografías de almendros y cerezos por los alrededores, de camino a casa, cuando volvíamos de viaje, mientras mordisqueaba garrapiñadas que todavía me quedaban por los bolsillos..

@mjberistain


Máquinas de Museo

¿Qué hace una chica como yo en un sitio como éste?

La elección fue mía pensando en que le iba a hacer mucha ilusión a él perderse un rato entre todo aquel maremágnum de máquinas de museo. -Tengo que decir que es un apasionado de las motos-. Se trataba de una exposición de motocicletas que un paisano del pueblo había ido acumulando durante su vida y las presentaba en una nave industrial -convertida su pasión actualmente en espacio turístico al que había incorporado un restaurante y una pequeña tienda de complementos para motos.

Aparatos con fechas de fabricación desde 1912 -hacinadas- ocupaban, llenando de color, el amplio espacio perfectamente iluminado, añadido a la luz natural que entraba por algunas ventanas orientadas al valle.

Yo atendía con cara de interés a las minuciosas explicaciones de carácter histórico y técnico sobre aquellas motos, aunque reconozco aquí que no entendía casi nada, lo único que me animaba a escuchar era ver la ilusión en sus ojos cuando desmenuzaba mentalmente cada una de aquellas máquinas. Me quedé con nombres de algunas que había tenido: BMW R75/5 Africa Corps -según dijo, la mejor de todas las épocas por las innovaciones que aportó-, Ducati 250 24h Lemans, Osa 250 Mc Andrews (réplica), Montesa Brio 110, Vespa 150 del año 52. Allí estaba la primera minimoto fabricada en 1967 como capricho urbano, una Ducatti a la que llamaron «minimarcelino». Terminamos hablando de las Harley Davisson, de la Fat Boy o de la 1200 Heritage Softail Classic que, aunque no tenían representación en esta exposición, fueron las últimas de las que nosotros, él y yo habíamos disfrutado juntos.

Terniné encontrando mi lugar; había belleza en aquel templo. Chatarra que en algún tiempo había sido puro lujo. Y fuí enfocando, por aquí y por allá, aquellas joyas de hierro, cables  y tornillos  que hoy he clasificado como una colección de cromos de color.

Hasta que en el último rincón encontré esta maravilla…

DSC_0838

@mjberistain


Publicado originalmente en marzo 2016

Helado de lágrimas

Del Blog TRIANARTS hoy tomo prestado este delicioso poema del autor Jóse A. Ramírez Lozano, autor asimismo de libros preciosos y espléndidos de literatura juvenil.

Hay que ir guardando las lágrimas
durante todo el invierno en dos frasquitos.
En uno pondremos las lágrimas del llanto;
en otro, las de la risa.

No os fiéis de los que venden en las heladerías;
son de lágrimas falsas, importadas de Egipto,
lágrimas de cocodrilo.

Mejores son las caseras:
las de la abuela
cuando cumple años,
o las de papá
cuando corta cebolla.

Batir luego con azúcar
y aguardar a que cuajen en el congelador.

El helado de lágrimas de risa
sabe a sombrilla mandarina.

El de lágrimas de llanto, a flor de penumbra.


Autor: José A. Ramírez Lozano
Fotografía: Iñigo Cebollada

Mi agradecimiento a Trianarts por compartir su maravilloso trabajo.