En el jardín del abandono

 Hay una luz tenue habitando la penumbra
y la niebla de afuera se parece
a un mal sueño inacabado.

Amanece de nuevo eterno y ciego,
no hay lugar para las caricias
aunque las sombras lo intentan,
clareando alguna huída.

Todo es igual. Y ni los pájaros cantan
diferente a otras mañanas.

Intento hacer algo distinto,
inutilmente,
porque el hastío se enreda en las pestañas
y ahoga la voluntad
en el jardín del abandono.

La muerte florece en cualquier esquina,
temo su beso y me visto
para vivir,

Frente al espejo se peina laciamente
la costumbre
deshilachando sobre los hombros
gestos que arruinan.

Un gemido rasga el abril intacto de los labios.

¿Resucitarán algún día las violetas?

 

@mjberistain


 

Este vídeo es un regalo muy entrañable que me hizo el gran poeta Antonio Caro Escobar Os animo a visitar su Blog https://antoncaes.com en el que os encontraréis con la sensibilidad y la fuerza de su personalidad.

14 respuestas a “En el jardín del abandono

    1. Julie, cómo me alegro de que te guste. Sabes que me das alas… Todavía no lo he hecho público pero quiero que sepas que va a salir publicado en Abril mi primer libro de poemas titulado “Apuntes de Salitre”. Un fuerte, fuerte abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  1. ¡Espléndido!, con pocas palabras has descrito todo un mundo de sensaciones, parecía un sueño, el nuevo día, la rutina, el intento de cambiarla, el abandono, el jardín, la muerte…
    Gracias por compartirlo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.