Puntos suspensivos

puntos suspensivos

 

Ahora qué nos queda
después de que nos sirvieran la tristeza
en bellas copas de bohemia y de cristal…

Qué nos queda
más allá de la memoria
de una antigua canción de niños
hecha añicos,
de unos párrafos salpicados
de puntos suspensivos…

Qué nos queda,
más allá de un sucio patio de vecinos
si se estrellan en sus fauces los recuerdos,
si ya ni sentimos el desarraigo
de los pájaros que anidaban
en paredes desconchadas
a primeros de mayo.

Qué nos queda,
más allá de este mudo dolor frío,
de los sollozos de este mar
destronado a dentelladas
de amor fraterno y alquitrán,
qué nos queda,
más allá de las noches de lunas rojas,
del norte de las veletas rotas…

Ahora qué nos queda,
qué nos queda, dime,
más allá de la impunidad
de tanta belleza muerta
acariciando nuestras costas.

M.J.B.


 

 

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Nos queda el recuerdo que es mucho. Suficiente para no desfallecer y seguir viviendo. Buen día.

    Le gusta a 1 persona

    1. MJBeristain dice:

      Decía el poeta, “tal vez la oscuridad sea una luz desconocida…” Un abrazo Corazón.

      Me gusta

  2. Javi-k dice:

    Es muy duro el poema y muy bueno también. Enhorabuena.

    Un abrazo y feliz fin de semana.

    Le gusta a 1 persona

    1. MJBeristain dice:

      Gracias Javi, real como la vida misma, lo de bueno… agradezco tu valoración y tu paso por mi txoko. Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s