Violetas en Gris

  Cada palabra que callas es un eco de sentencia, una trampa que nos tiende el silencio que amordaza la memoria nos vacía los gestos y nos ata las manos a la espalda. Desorientado busco un camino nuevo, un cerco o un río de violetas desnudas interrogando en tu pecho: ¿Dónde tu voz? ¡Dime! ¡Dónde [...]

Oteiza o el Pensamiento

OTEIZA o el Pensamiento Oteiza o el Lenguaje Oteiza o la Escultura Oteiza el Poeta   Ayer estuve en Alzuza y me acordé de tí, amigo Vicente. Mientras recorría su amplio espacio interior bordado con el hierro y la cal de su obra, escuchaba una voz interior parecida a la tuya con un lenguaje universal, como [...]

No hubo más tierra

No hubo más tierra que la piel estremecida de tu ansia cuando apenas me tenías —débil o grandiosa— entre tus manos, inconsecuente, siempre. No hubo más camino que los pliegues de tu cuerpo curtido, enamorado, donde —yo en tí o tú en mí— absurdamente me rendía, siempre. No hubo, amor, nunca otra vida que el [...]

Tiempo de dudas

  Yo sé que el tierno amor escoge sus ciudades y cada pasión toma un domicilio, un modo diferente de andar por los pasillos o de apagar las luces. Y sé que hay un portal dormido en cada labio, un ascensor sin números, una escalera llena de pequeños paréntesis. Dé que cada ilusión tiene formas distintas de inventar corazones o pronunciar los nombres al coger el teléfono. Sé que cada esperanza busca siempre un camino para tapar su sombra desnuda con las sábanas cuando va a despertarse. Y sé que hay una fecha, un día, detrás de cada calle, un rencor deseable, un arrepentimiento, a medias, en el cuerpo. Yo sé que el amor tiene letras diferentes para escribir: me voy, para decir: regreso de improviso. Cada tiempo de dudas necesita un paisaje.   Autor Luis García Montero  

Marina

  El mar de mis dieciseis años era la playa, y los torsos de los chicos desnudos, y mi cuerpo dibujándose bajo la tela mojada como el de una mujer, y la cita para el guateque de por la tarde, y los turbadores escarceos submarinos, y escribir corazones en la arena, y tenderte junto a [...]

Aire

  Música Air de Johann Sebastian Bach   Amanece, lentamente... y era como si la luz cantara.   Vengo movido por mi sangre, Por su música. Vengo orientado por mi lengua. Por su sed. Todos los días me visto de vientos, de mareas, de lunas. Y aquí, cuando me escuchan, de todo eso me desvisto. [...]

Hueles a mar

    Hueles a mar cuando la noche se deshace en pequeños pedazos de papel y pétalos secos que hicieron nido en nuestros libros. . Vi naufragar las palabras escritas temblando la tinta de sus trazos en cristalino desmayo y diluirse borrosa la zozobra de tu piel contra mi piel bajo el dolor amortiguado de la [...]

A una piedra

Poema de Julie Sopetrán, sencillamente perfecto.
Lo archivo en mi blog con su permiso entre las líneas de OTRAS VOCES que admiro.

Eltiempohabitado's Weblog

1-053 

Cubierta de musgo, la piedra entre las ruinas
soporta los azotes del viento
me siento junto a ella, la miro, no hay yeso en su piel
tampoco es una piedra rodada ni un guijarro,
inamovible, sonriente, eterna
me atrevo a preguntar si tiene madre
si todavía existe su cantera o la enterró el paisaje de los siglos
¿qué manos la pusieron en el arco toscano
qué desazones pétreas limaron su linaje
por qué está sola y sangra entre los musgos su cara sin fisuras?
Y le pregunto cuántos años tiene
cuánto ha sufrido y por qué sonríe
me responde su silencio monástico
y yo sé que está viva y que ha sido mampuesta
por el que ya está muerto…
Y la miro y me mira
y me gusta crear historias nuevas
sobre su duro cuerpo, cuentos de jade o jaspe
de musgo y plasma y rocas
y le pregunto…

Ver la entrada original 147 palabras más

Hazme un hueco

"Hazme un hueco en la intemperie; El lado más cálido de tu cuerpo". . Todo está dispuesto. El dolor en esta primavera lleva palpitando el rumor de las tormentas y el sabor del musgo amargo por sus venas. Banderas blancas yacen desvanecidas entre las balas, hay niños que aún sueñan y juegan al escondite por los escombros, otros, de soledad [...]