Cristales rotos

 

Se escucha afuera el lento sigilo de la lluvia
amanece un cielo de invierno
y la arena se ha quedado dormida
en los relojes,

La vida llega a ser a veces
como un crisol de cristales rotos

Algo se me quedó olvidado
a la intemperie,
no recuerdo haberlo guardado
en el baúl de los abandonos,

quizás fue el aroma de los días
y el crujiente sonido de las tostadas
de pan y mantequilla,

quizás la ilusión que escribía
al margen de las líneas rojas
de mis cuadernos de niña,
o colgaba de las paredes
como cuajados de estrellas
que no alcanzaba mi pericia
a pesar de que cosía a mi espalda
pañuelos como altas alas blancas.


@mjberistain


 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.