Tú de mí

Vámonos a mi casa
me dijo mi niño
y mientras cantábamos, todas
las islas del archipiélago
bailaban junto a nosotros
Llegamos a su ciudad
y mi niño la
convirtió en un libro
para mí. Yo por
vez primera era feliz
y quería que el
tiempo se acabase para
siempre. Íbamos de la
mano y besándonos por
toda la comarca y
los imbéciles de turno
nos miraban muertos de
envidia porque nuestros nombres
estaban escritos en el
mismo cielo al que
ellos pedían perdón.
Pisamos
todas las calles de
la ciudad y ellas
nos pisaron a nosotros
y nos sentimos perdidos
de tan felices de
estarlo gritando.
Soñé, Soñé
y la pasión explotaba
en nuestros oídos y
sangramos de loco amor
y nos abrazamos como
si fuéramos los mismos
brazos y nos besamos
como si fuéramos la
misma boca frente a
los estupefactos rostros del
siglo pasado.
Estuvimos allí
donde los locos caminan
sobre los árboles y
los árboles se ponían
azules de felicidad por
nosotros.
Estuve contigo y
tu ciudad se nos
ofreció para descuartizarla entera
y los miembros se
esparcieron por dentro de
nuestros cuerpos como regalo
por ser tu cumpleaños
y también el mío
porque nacimos juntos solamente
por una razón, amarnos
mientras exista la literatura

(de La divina revelación )
Autor: Héctor Hdez. Montesinos
Imagen: Hugo A Klickowski


 

8 comentarios sobre “Tú de mí

  1. Ésta bien podría ser otra cara de esa otra historia compartida (me refiero a tu entrada “Una historia común”). Me llevo esta imagen: “los imbéciles de turno / nos miraban muertos de / envidia porque nuestros nombres / estaban escritos en el / mismo cielo al que / ellos pedían perdón” porque es una de las que más he disfrutado en mi vida.

    Abrazo

    Le gusta a 1 persona

      1. Sí, eso suele suceder, pero sólo cuando lo que uno lee es tan bueno que no sólo nos transporta a un pasado compartido, sino que también nos provoca cierta sensación de envidia. Me ha pasado contigo, no sólo con este poema, sino con algunos versos de tu libro.

        Otro. igual de grande.

        Le gusta a 1 persona

    1. Amigo Ruben, Recibo tu comentario y tu abrazo y celebro la suerte de contar contigo en este encuentro virtual desde el que te ofrezco también mi fuerte abrazo con mis mejores deseos para el Nuevo Tiempo. Y besos y rosas y que sigamos sembrando en el futuro. Gracias amigo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.