La belleza de un ribazo

 

Suelo pasear sin rumbo… desde un lugar impreciso hacia un destino incierto. Solo me concentro en el camino. Estoy lejos de todo lo conocido.

No sé muy bien hacia dónde voy, camino y respiro, aspiro los olores que llegan fugaces hasta mí, observo el movimiento y las formas de las nubes, intento imitar el canto de los pájaros hasta que me doy cuenta de que no sé silbar…

Quizás juego a encontrarme. ¿Dónde estoy?. ¿Quién soy?

Un aroma intenso me interrumpe, me paraliza y no puedo resistirme. Vuelvo a él como si alguien hubiera tocado, discretamente pero con determinación, mi hombro…

Te toqué… y se detuvo mi vida. (Neruda)

—¡Ah, eres tú!

Me dejo conquistar por lo que veo y siento a mi alrededor. Poco a poco voy descubriendo, dentro de mí, una sensación de alivio, algo parecido a la felicidad a pequeños sorbos que la vida me regala en mis paseos cuando estoy lejos…

Ante la belleza de un ribazo…


O ante una Alambrada Azul

…Y, vuelvo a casa!


 

 

3 thoughts on “La belleza de un ribazo

  1. Pasear sin rumbo es una de las delicias de todo espíritu sensible. En estos momentos estoy corrigiendo un libo sobre viajes que lleva el título (posiblemente definitivo) de Nada en propiedad. En él hablo de muchos filósofos y escritores que han encontrado en el hábito de pasear el aliciente para poner en orden sus pensamientos o, incluso, para que estos pudieran nacer. Ya me has oído hablar de Nietzsche, Schopenhauer, Thoreau… todos ellos hacían del paseo azaroso su fuente de paz e ideas. Hay muchos más que se pueden sumar a la lista, pero estos son los más queridos por mí, un mero paseante que sólo puede imitarlos en ese ámbito y en el otro, sólo aprender de ellos.

    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me deslumbran los filósofos y solo puedo mirarlos alzándome de puntillas y aún y todo nunca llegaré a pasear a su altura, ni a la tuya… Pero soy feliz merodeando alrededor vuestro.
      Estaré atenta a la publicación de tu libro de viajes. Un abrazo fuerte.

      Le gusta a 1 persona

      1. Ya terminé la primera corrección; ahora viene la segunda, la cual conlleva el orden final. Después vendrá la remota posibilidad de que alguna editorial se interese en él. Cruzo los dedos.

        Un abrazo.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s