El mundo es nuestra herencia

Considérate vivo y ponte en cura,
lo restante no importa.
Basta cambiar de sitio la alegría
que nadie tiene
Ahora
ponte a hacer el amor.
La primavera está siempre esperando,
aunque nos toca
alguna hambre del mundo en el reparto,
y una extraña congoja
hace que nuestros huesos, de repente,
entierren el amor sobre la alfombra.
Considérate vivo, es suficiente,
basta vivir como quien pide limosna,
basta ponerse en marcha y que la vida
cobre su transitoria
y pujante verdad:
todo está siendo
cuanto ha podido ser:
las mariposas
no son estrellas; vuelan
un solo día de sol y se deshojan.
No elijas tu camino; no hay caminos,
la luz como la sombra es sombra,
considérate vivo y ponte en cura,
lo restante no importa.

 

Luis Rosales