El Moneo que me piensa

 

Kursaal

Tenía veintipocos años cuando se demolió el antiguo Kursaal. Recuerdo que el impacto entre la gente de la ciudad fue muy importante. El sentir era de incomprensión y de temor porque aquello respondiera a una maniobra preparatoria de especulación con un solar privilegiado a orillas de nuestro mar. El solar al que llamaron “solar K”, se mantuvo vacío durante otros veintitantos años, tiempo durante el que se estudiaron y se desecharon variadas y diversas propuestas.

La resolución del jurado explicaba así los motivos de su decisión
al elegir el proyecto de Moneo

El lema decía: DOS ROCAS VARADAS

“POR el acierto en la consideración del solar K como un accidente geográfico en la desembocadura del río Urumea, por la liberación de espacios públicos como plataformas abiertas al mar y especialmente por la rotundidad, valentía y originalidad de la propuesta” 

Para los ciudadanos se hacía difícil reconocer que otra construcción pudiera compensar del glamour perdido con la demolición del antiguo Kursaal.

Sin embargo, con el paso de los años, la integración en nuestras conciencias de ciudadanos de aquel nuevo edificio, admirado por unos y rechazado por muchos, fue lenta pero profunda. Quizá ello tuviera que ver con el propio carácter de los vascos…

No tengo palabras para explicar que la magia de Moneo consiguió engrandecer  la ciudad respetando, a pesar de su innovadora propuesta, la fuerza del paisaje y de la arquitectura romántica con la que nos sentíamos tan identificados a través de los tiempos.

@mjberistain

 

Moneo


 

Extracto del artículo de Ana Belén García

El arquitecto Rafael Monero (Tudela, 1937), es un hombre elegante, amabilísimo, y con un punto de timidez.

Según sus propias palabras Moneo concibe el desarrollo de los edificios por su capacidad de integrarse en la vida de las personas y por el respeto al lugar donde se ubican. Un tema que le apasiona y motiva.

Moneo ha sido el primer español en ganar el Prizker en 1996, considerado el Nobel de la arquitectura, y también son suyos el Premio Príncipe de Asturias de las Artes (2012) y el Premio Nacional de Arquitectura (2015). El arquitecto ha pasado 30 años como docente a caballo entre España y EEUU donde ha ejercido como Director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Harvard.

“la ciudad misma es la arquitectura y es donde la gente entiende y debe apreciar lo que un edificio debe dar de sí”

Amante de la poesía y viticultor experimentado, lejos de jubilarse, Moneo mantiene un estudio con una veintena de profesionales en el que vuelca una actividad con la que aspira a que los edificios adquieran su propia personalidad por encima de los arquitectos.

“Su obra enriquece los espacios urbanos”

Según el Jurado del Premio Príncipe de Asturias que le fue concedido en 2012,

“Como maestro reconocido en el ámbito académico y profesional, Moneo deja una huella propia en cada una de sus creaciones, al tiempo que conjuga estética con funcionalidad, especialmente en los interiores diáfanos que sirven de marco impecable a las grandes obras de la cultura y del espíritu”.


 

Con el salitre en las venas

 

EXPOSICIÓN DE PEDROMARI MODREGO

La naturaleza: fuente de conocimiento y sabiduría, origen y final.

El arte: lenguaje universal, expresión abstracta de sensaciones, anhelos, emociones, mitos, religión y tradición.

pedrom-modregocontraluz

Tuve la suerte de recibir una invitación para acudir a la inauguración de la exposición del arquitecto, urbanista, escultor y fotógrafo PedroMari Modrego en el edificio Añarbe de San Sebastián.

El documento completo de la exposición «Con el salitre en las venas» está en el enlace: http://pedromarimodrego.blogspot.com.es

Os invito a sumergiros en su mundo, en su obra y en sus objetivos solidarios;
no saldréis ilesos.

Como él dice en el “punto de partida” de esta exposición:

«A muchas personas de este país, el poderoso y caprichoso Mar Cantábrico nos ha hechizado desde siempre y nos ha dejado una impronta definitoria del carácter, del arte y una forma de ver la vida con la mirada puesta en el horizonte…»


Incluyo imágenes tomadas por mí durante la inauguración.

 

 

Tú que no eres el mar,
que tiemblas como un pájaro cuando te mira el viento,
que caminas las rocas, el sol de las orillas,
la razón del océano.

Tú —despertar sin brújula—
que navegas la calma más sabia y la tormenta,
el tiempo imprevisible, la piel embravecida
a la luz de las sábanas.

Tú que no eres el mar,
que no siempre regresas,
que pueblas con botellas escritas y resacas
los labios de la tierra, la cintura nublada
de las últimas lunas.

Tú que ordenas la sal,
tendrás un largo sueño,
te contarán la historia de un naufragio.

 

Luis García Montero


 

Un paseo por Vitoria

Vitoria es una ciudad muy bien estructurada

Ordenada y muy limpia. Es muy agradable pasear por sus calles y parques.

Su Casco Histórico fue declarado Conjunto Monumental en 1997. Conserva su trazado medieval y ha obtenido varios premios a la rehabilitación y recuperación de espacios y edificios emblemáticos de lo que llaman la “Almendra medieval

 


Como una Piedad


 

Como una Piedad…

Fría,
con el abrazo marmóreo
rodeando el hueco que dejaste 

Espero…

entre las flores doloridas
que acompañan mi figura
de esperpéntico vacío
y el silencio de los pájaros
ateridos
entre mis dedos imperfectos de mujer.

 

@mjberistain


La Antigua

imagesPUERTA GOTICA

 

Desde la costa voy conduciendo hacia el sur por el corazón de la provincia.

El viaje por las estrechas y sinuosas carreteras de asfalto discurre entre lomas boscosas pinceladas con el color de los tejados de algunos caseríos esparcidos por el valle. Los montes que me rodean no superan los mil metros de altura y están llenos de apretados senderos que sugieren paseos andando o incluso en bicicleta o a caballo. Así que es posible la  vista de todo un horizonte de luz alrededor, en el que, en días como hoy, con nubes y claros, el verde se hace dueño casi absoluto del paisaje con todos sus matices posibles, y brillante, con la humedad del río abajo.

De sus bosques salieron los elementos necesarios para la construcción de la “silenciosa guardiana del valle”. La ermita de la Antigua data de 1366. Inicialmente fue concebida como un edificio de defensa, -todavía mantiene troneras que en algún momento fueron acristaladas y por las que se filtran los finos hilos de luz.- Como centro de la vida religiosa y social ha servido, a lo largo de los siglos, para otras actividades como el cuidado de enfermos o para guardar armas. Acercarse a su entrada austera, humilde, solo sugiere una vieja casona de piedra, eso sí, con una pequeña portada románica y algunos detalles de gótico en sus paredes de arenisca.

Está considerada como la “Catedral de las Ermitas”. Una joya de la arquitectura popular religiosa que fue declara monumento histórico artístico nacional por su belleza.

Armonía en Madera y Piedra

El interior está presidido por una talla gótica de la Virgen Santa María.

Madera de roble en un entramado de vigas, tirantes, antepechos y tornapuntas acogen, tamizándola, a la luz que escasamente entra desde el exterior por las troneras . Hay un juego virtuoso de vigas y luces y sombras que se cruzan en el espacio y atraen la mirada hacia lo alto. El ambiente invita al respeto por la historia del lugar, a la contemplación y al recogimiento.

Y… Piedra. La leyenda adorna la historia de La Antigua. Una de ellas dice que los gentiles veían cómo los cristianos intentaban construir esta iglesia y lanzaban piedras gigantes desde la sierra de Aizkorri para poder destruirla, pero no consiguieron su objetivo y los lugareños emplearon esas piedras para terminarla.

imagesLA ANTIGUA Interior5

imagesLA ANTIGUA Interior2
imagesLA ANTIGUA4

Ermita de Santa María: La Antigua Zumarraga – Gipuzkoa 


Museo Guggenheim

Guggenheim flor titanio

Museo de Arte Contamporáneo
diseñado por el arquitecto canadiense Frank O. Gehry
localizado en Bilbao (País Vasco)
inaugurado en 1997.


 

Está constituído por formas curvilíneas y retorcidas recubiertas de piedra caliza, cortinas de cristal y planchas de titanio.

El edificio visto desde el río aparenta tener la forma de un barco rindiendo homenaje a la ciudad portuaria en la que se inscribe. Sus paneles brillantes se asemejan a las escamas de un pez recordándonos las influencias de formas orgánicas presentes en muchos de los trabajos de Gehry. Visto desde arriba, sin embargo, el edificio posee la forma de una flor. Para su diseño el equipo de Gehry utilizó intensamente simulaciones por ordenador de las estructuras necesarias para mantener el edificio, consiguiendo unas formas que hubieran sido imposibles de realizar unas pocas décadas antes.

Guggenheim puerta-11_320

Dentro del aparente desorden de la envolvente, existe un patrón que rige la volumetría. Este es el empleo en todos sus elementos de la máxima curvatura que soporta el titanio. La Gran Sala, también llamada Sala del Pez, se extiende hacia el este hasta acercarse con un puente que atraviesa la ría de Bilbao, el puente de La Salve, una estructura que ya atravesaba el solar antes de la construcción del museo y a la que éste hubo que adaptarse. Tras éste hay una torre que parece ser la continuación del museo y tiene el lado que mira al puente sin revestimiento.

El museo visto desde el este se ve más ingrávido que desde otros lugares, y se pueden observar extraños paralelogramos curvos y torcidos que conforman la sala del pez. Por lo general, las ventanas del edificio tienen formas más racionales. Gehry es el “rey” del contrapunto. Este término viene de otras artes, como la música, y consiste en contrastar cosas muy diferentes colocándolas juntas en el caso de la arquitectura.
El interior del museo es menos complicado que el exterior pero también tiene elementos curvos. Aunque en general el interior es muy diáfano.

gugg faculty georgetown

En el centro del hall hay un enorme pilar. Además hay ascensores, pasarelas y escaleras que comunican las tres plantas. Las formas interiores del hall no siguen las formas geométricas y tiene partes recubiertas de piedra y otras acristaladas. La sala más grande del museo es la Gran Sala, conocida también por el nombre de la sala del pez, por su forma exterior. Es muy alargada y alberga obras artísticas de enorme tamaño. Hay salas con la planta en forma de pétalo. Casi todas las salas del museo tienen lucernarios que dan una luz cenital muy interesante.

Para escoger el revestimiento del Museo Guggenheim de Bilbao, Gehry se fijó en las plumas y escamas de muchos animales. Observó sus fijaciones y la posibilidad de movimiento que dan. Le interesa mucho los animales y los sistemas que usa la naturaleza para cubrir superficies curvas, similares a las del museo. Decidió usar «escamas» rígidas de manera que se montasen unas encima de otras. La diferencia entre el revestimiento usado y la piel de los animales es que la de estos últimos está adaptada al movimiento mientras que la del edificio no, por lo que ambos sistemas de cubrimiento no son los mismos.

gugg als hdwpGehry quiso desde el primer momento que estas piezas fuesen metálicas. Barajó varias posibilidades y finalmente se decantó por hacer las piezas de titanio, un metal bastante caro que contrasta con los materiales económicos usados en sus primeras obras. La aleación definitiva es de cinc y titanio, existiendo una proporción mucho mayor del segundo metal.

Se trata de una chapa cuyo espesor es de un tercio de milímetro y resulta muy manejable. Al ser tan fino, se adapta perfectamente a la curva descrita por el edificio. Cada pieza tiene una forma única y exclusiva al lugar que ocupa.

Información de la Web Oficial del Museo.
Fotografía de cabecera de Texfoto


 

Interiores

 

IMG_0899


@mjberistain


 

Biblioteca de Baltimore

biblioteca baltimore-george-peabody-library-usa-editorial-use-only-matthew-petroff-flickr-1

 

Cuando entro al edificio espero encontrar una “Biblioteca” con toda la grandeza que supone tener a tu disposición todo el conocimiento contenido en sus libros. Mi espíritu no está precisamente dispuesto a la emoción y deambulo por el espacio amplio y casi vacío buscando algo interesante con que llenar la mochila de mis recuerdos cuando viajo…

¿Qué esperaba encontrar aquí?.

Siento como si una tela de araña se estuviera tejiendo a mi alrededor, noto su presión envolviéndome sigilosa y silenciosamente con sus hilos de seda. Doy vueltas sobre mí misma, giro y giro mirando hacia la luz que cae vertical sobre mí y me ciñe con sus columnas de oro. Hay una belleza y un orden pluscuamperfecto que no concibo cuando pienso en libros. Será porque uno de mis planes preferidos es rebuscar entre el desorden de librerías antiguas y hoy este lujo me transporta a otra galaxia donde todavía no sé quién soy…

 

La Biblioteca de Baltimore es ligera, luminosa, grandiosa, como si fuera, en sí misma,  una ópera o un teatro. El edificio pertenece a la Universidad John Hopkins y está situada en el campus. Fue creada por el arquitecto Edmun G.Lind gracias al filántropo George Peabody, que le da nombre. El objetivo era construir una biblioteca “para el libre uso de todas las personas que desearan consultarla”. Es una de las librerías más hermosas del planeta. Su estilo neogriego incluye un atrio que, sobre un suelo de mármol blanco y negro, se eleva hasta el techo de cristal.

 

imagesBiblioteca-blatimore-2