sunset-surf

Penetremos en lo más secreto de nosotros mismos, circundemos nuestro ser, busquemos, afanosamente, el océano de fuerzas que nos asedian y en las que nuestro crecimiento se halla como inmerso. Así, pues, acaso por vez primera (¡yo, que se supone medito todos los días!) tomé una lámpara y abandonando la zona, en apariencia clara de mis ocupaciones y de mis relaciones cotidianas, bajé a lo más íntimo de mí mismo, al abismo profundo de donde percibo, confusamente, que emana mi poder de acción. Ahora bien, a medida que me alejaba de las evidencias emocionales que iluminan superficialmente la vida social, me di cuenta de que escapaba de mí mismo. A cada peldaño que descendía, se descubría ante mi otro personaje, al que no podía dominar exactamente, y que ya no me obedecía. Y cuando hube de detener mi exploración, porque me faltaba suelo bajo los pies, me hallé sobre un abismo sin fondo, del que, viniendo no sé yo de dónde, surgía el chorro que me atrevo a llamar mi vida.

Fotografía Surf One


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s