Luz Oblícua (Duelo)

Sé que es un atrevimiento... Dos pequeños poemas. El primero escrito por mí fue publicado hace un año en Apuntes de Salitre con el título "Luz Oblícua". Hoy lo reviso y, de la mano de la escritora María Navarro, le doy nueva oportunidad al acompañarlo de su poema sobre el mismo tema titulado "Dolor de Luz". Si [...]

Luces de Ciudad

Así te veo, rostro casi vivo. Miras desde tu mundo lejano y llegas hasta mí. Te tengo. Nunca huirás para siempre, mi prisionero eres, o soy yo. Fotografía o amor, imagen material o cuerpo ausente. Ahora me miras, desde tu superficie sin fondo, ojos que nada deberían decir, y, sin embargo, desde sus engañosas luces, [...]

Aguardar

    Aguardar pacientemente a que el recuerdo de los días menos afortunados vaya hundiéndose hasta desaparecer en el oscuro y quieto canal, y a que sean otras las siluetas que en él acaben reflejadas, no las de hoy, no este cielo, ni las ramas desnudas de los olmos dañados, no ese rostro ni esa [...]

Adiós Setiembre!

Dejo sobre la orilla de tu infinito mar azul, las huellas efímeras de los gestos estivales. El despertar de las bicicletas por tus costas inaugurando el desfile de las horas y la piel precedente expuesta con lujuria a las brisas meridionales. En el pequeño puerto, hoy domingo, los pesqueros permanecen atracados y hay un trajín [...]

Reflejos

  Durante largos meses muy pocos han pasado por aqui. La arena se resiste al esplendor, invadida por algas y alquitranes, hojarasca que el viento ha acumulado, carroña que desprecian las gaviotas. A mis pies, un pedazo de madera manchado por la grasa y el salitre enseña un nombre roto, un resto de palabra naufragada [...]

El Mar, La Mar…

Mi único problema son dos: no dejar a la Mar y que no me deje la mujer a la que amo. Raúl Guerra Garrido (inicio de su libro La Mar es mala mujer)   Me pierdo en tus cabellos y en el mar, me rompo entre las rocas y las olas, mis manos están ciegas, [...]

La Tierra prometida

...Porque eres polvo y al polvo tornarás. Génesis:3,18-20   Apenas soy un grano de arena. Ni tan siquiera me siento polvo que, al fin al cabo, suele levantar barullo cuando se remueve. ¿De verdad, ¿cuántas veces en la vida me he sentido realmente importante? Pues muy pocas.  Si tengo que ser sincera conmigo misma, y [...]