Violetas en Gris

  Cada palabra que callas es un eco de sentencia, una trampa que nos tiende el silencio que amordaza la memoria nos vacía los gestos y nos ata las manos a la espalda. Desorientado busco un camino nuevo, un cerco o un río de violetas desnudas interrogando en tu pecho: ¿Dónde tu voz? ¡Dime! ¡Dónde [...]

Oteiza o el Pensamiento

OTEIZA o el Pensamiento Oteiza o el Lenguaje Oteiza o la Escultura Oteiza el Poeta   Ayer estuve en Alzuza y me acordé de tí, amigo Vicente. Mientras recorría su amplio espacio interior bordado con el hierro y la cal de su obra, escuchaba una voz interior parecida a la tuya con un lenguaje universal, como [...]

La maleta

  Crispó el silencio el tintineo musical del teléfono móvil. Estaba demasiado dormido para interrumpir su sueño pero la insistencia de aquella cantinela y la luz que parpadeaba lanzando diminutos destellos violetas a la altura de sus ojos sobre la mesilla de noche, le destemplaron y claudicó. Jadeaba. El sudor brotaba de los poros de [...]

No hubo más tierra

No hubo más tierra que la piel estremecida de tu ansia cuando apenas me tenías —débil o grandiosa— entre tus manos, inconsecuente, siempre. No hubo más camino que los pliegues de tu cuerpo curtido, enamorado, donde —yo en tí o tú en mí— absurdamente me rendía, siempre. No hubo, amor, nunca otra vida que el [...]

Un nuevo lenguaje íntimo

  Hoy tengo ganas de jugar. Escribir un "Diario" es un arte. Y una conversación infinita contigo mismo y con el mundo. Escribir cartas era un placer íntimo destinado a la persona que amabas o que despreciabas. O era una llamada de atención en un momento delicado de tu existencia. Podía ser el anuncio de [...]

Tiempo de dudas

  Yo sé que el tierno amor escoge sus ciudades y cada pasión toma un domicilio, un modo diferente de andar por los pasillos o de apagar las luces. Y sé que hay un portal dormido en cada labio, un ascensor sin números, una escalera llena de pequeños paréntesis. Dé que cada ilusión tiene formas distintas de inventar corazones o pronunciar los nombres al coger el teléfono. Sé que cada esperanza busca siempre un camino para tapar su sombra desnuda con las sábanas cuando va a despertarse. Y sé que hay una fecha, un día, detrás de cada calle, un rencor deseable, un arrepentimiento, a medias, en el cuerpo. Yo sé que el amor tiene letras diferentes para escribir: me voy, para decir: regreso de improviso. Cada tiempo de dudas necesita un paisaje.   Autor Luis García Montero  

Marina

  El mar de mis dieciseis años era la playa, y los torsos de los chicos desnudos, y mi cuerpo dibujándose bajo la tela mojada como el de una mujer, y la cita para el guateque de por la tarde, y los turbadores escarceos submarinos, y escribir corazones en la arena, y tenderte junto a [...]

Caja de Música

    Música de Japón. Avaramente de la clepsidra se desprenden gotas de lenta miel o de invisible oro que en el tiempo repiten una trama eterna y frágil, misteriosa y clara. Temo que cada una sea la última. Son un ayer que vuelve. ¿De qué templo, de qué leve jardín en la montaña, de [...]