En el jardín del abandono

 Hay una luz tenue habitando la penumbra y la niebla de afuera se parece a un mal sueño inacabado. Amanece de nuevo eterno y ciego, no hay lugar para las caricias aunque las sombras lo intentan, clareando alguna huída. Todo es igual. Y ni los pájaros cantan diferente a otras mañanas. Intento hacer algo distinto, inutilmente, porque [...]

El juego de hacer versos

Continúa lloviendo con fuerza. Es una de esas tardes de domingo como las que recuerdo de mi infancia. Cada cierto tiempo (puede ser cada hora o cada dos minutos) miro por la ventana. Miro al horizonte brumoso, a la nada que se esconde ahí detrás y no pienso en nada. Sigo con mis lecturas y [...]

Cuando crucé la cima

Las nubes hoy resultaron ser flores caídas cuando crucé la cima. Sochô   He soñado con tus palabras —dame un beso, dijiste— y tu voz se hizo poesía. Dormitan los cuerpos entrelazados. Amanece... Desde la almohada la luna parece ajada, los campos se ocultan y enmudecen bajo la niebla que se extiende, ¿hasta dónde llegará? [...]

Un libro de versos y un mapa de papel

  Es jueves y camino perdida... La gran ciudad me acompaña con el sonido acelerado de un tráfico que no cesa, la prisa de la gente, los grises adoquines del paseo, los mercados, los museos, los palacios, el parpadeo pueril de los semáforos que invaden las vías de colores rojo, naranja, verde, y de nuevo [...]

Luz Oblícua (Duelo)

Sé que es un atrevimiento... Dos pequeños poemas. El primero escrito por mí fue publicado hace un año en Apuntes de Salitre con el título "Luz Oblícua". Hoy lo reviso y, de la mano de la escritora María Navarro, le doy nueva oportunidad al acompañarlo de su poema sobre el mismo tema titulado "Dolor de Luz". Si [...]

A vueltas con la luna

  Me he levantado muy temprano esta mañana. La ventana de la habitación estaba entreabierta, como a mí me gusta, porque respirar el aire de la noche, aunque esté dormida, creo que ahuyenta los malos sueños, y así soy más felíz. Había una luz muy leve que se asomaba tibiamente por encima de las montañas [...]

Azogue (Jaime Siles)

  Remos, mareas, olas. Un murmullo impreciso perpetúa la oculta faz del imposible aliento. Una gota de sal disuelta llama sobre un pecho pretérito buscándote. Un párpado de luces diminutas donde tus dedos tocan el azogue. Un latido oxidado que penetra y lame y teje y corta claridades. Sólo existir perdido donde el agua multiplica [...]