Agur Amá

Amá y Aitá, Aitá y Amá. Amá, me tendrás que perdonar que hoy no pueda pensar solo en tí sin pensar también en el Aitá. Por eso en este momento que os siento de nuevo unidos, permíteme que hable de los dos. Se cumple vuestro sueño de estar juntos en la vida y en la muerte….