Mi lado salvaje (continuación)

Voy teniendo especie de telarañas en el cerebro; la mente confusa…

A propósito de un dibujo que ha hecho mi hija pequeña de un retrato de un gran actor, he cometido la imprudencia de nombrarlo airosamente en voz alta mientras apreciaba la calidad de su trabajo.

No lo conozco personalmente, ni nunca, incluso en mi época de adolescencia, lo he pretendido. De hecho, ha participado en el Festival de Cine de San Sebastián y ni así me he movido para lograr verlo a lo lejos por encima de las cabezas de sus otr@s admiradores.

En fín, que es uno de esos amores platónicos de pantalla, como podía serlo en su momento Clint Eastwood, del que sí reconocí (en este mismo blog titulado «amores de cine») haber sido admiradora cuando yo era una adolescente y que, por cierto, todavía me sigue gustando, él y su trabajo.

Pues, después de este párrafo en el que me he ido por las ramas, decía que al ver el estupendo dibujo que ha hecho mi hija, del que estoy tan orgullosa, va y se me ocurre nombrar al actor en voz alta y observo que sus ojos se abren extrañados —ella es muy expresiva— sin atreverse a llevarme la contraria. Suele ser una buena crítica conmigo, lo cual agradezco sinceramente porque hace que yo me esmere en ser mejor persona, pero va siendo más considerada a medida que voy cumpliendo una edad.

En esta ocasión el dibujo era del rostro de Sean Penn. Yo me he referido a la entrada que hice en su día sobre Johnny Depp en un anuncio de Dior y, al compartirlo con ella me doy cuenta de que había «metido la pata». ¡Hasta el fondo!

Bueno…, en otro momento quizás me hubiera apurado por haber sido una «bocas», pero estoy aprendiendo (por fin) a relativizar ciertas cosas, así que todavía estoy riéndome de mí misma, que, por cierto, mi psicoanalista lleva toda la vida recomendándome que es lo que tengo que hacer para vivir mejor.


En mi imaginación, tienen un aire
Ahora que los veo juntos,
¿la próxima vez sabría reconocerlos?
voy a ver si consigo distinguirlos por el color de sus ojos…


6 comentarios sobre “Mi lado salvaje (continuación)

  1. Elijo a Penn frente a Depp que siempre me ha resultado antipático. Y reconociendo que algunas de sus películas me han gustado mucho me sigue pareciendo que Eastwood está sobrevalorado. Algunas de ellas son guiones antiguos refritos y él suele ser incapaz (o lo soy yo) de emocionarme con su escasa expresividad. Pero los tres me parecen personalidades marcadas. Y marcaron el cine que hicieron.

    Me gusta

      1. Sé que eso ocurre así, recuerdo haberlo visto de joven y luego en mis hijas. Los tres son guapos aunque mi parte femenina sólo aprecia la belleza de los 20 años y de los actores maduros sólo imagina un atisbo de como fueron sus 20 🙂

        Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.