Nada

Miré despacio, detenidamente, había un silencio lento en el paisaje como el de un cielo deshabitado y no existía la costumbre más allá de las ventanas. No supe cómo expresar la soledad entonces en mitad de la nada.

Han pasado muchas lunas desde entonces y sigo preguntándome qué tenía esta imagen que me conquistó aquél día, tan sencilla, tan blanca, ahora tan lejana…


3 comentarios sobre “Nada

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.