Rumor de horas blancas

¿Dónde hallaron la renuncia los cuerpos?
¿Por qué?, ¿Quién inició el trámite para el desconsuelo?

El mar muerde los pies de los prófugos sin rumbo
ni acantilado al que encaramarse.

El azul del cielo y el azul del mar son una única línea,
un mismo horizonte desorientado
que disuelve el futuro cuando llueve en los mapas de papel.

Dadles la luz de los poetas. Dadles la luz
de los poemas a pocos pasos del tribunal de las noches,
que volverán rumbo a esa infancia desdibujada
y darán marcha atrás a los relojes de arena.

Que un rumor de horas blancas abrigará sus madrugadas.

@mjberistain




11 comentarios sobre “Rumor de horas blancas

      1. Y es que eso es la misma poesía, María; la conexión, el entendimiento mutuo, el ser uno mismo a través de las palabras. A veces tenemos la suerte de que el estado de sensibilidad de quien ha escrito es el mismo que el de quien lee; es allí cuando se da la comunión entre esos dos seres (quien mejor lo expresa es Schopenhauer ¿te das cuenta porqué hablo siempre de él? Tiene esas ideas perfectas que pocos han conseguido, y nos explican al mundo y a nosotros en él mejor que nadie).

        Un abrazo especial de tu Roberto (que Ricardo se fue sin aviso de retorno 😉 ).

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .