Escribir un poema

Llevo días sin escribir la sola línea de un poema. Este tiempo de cautiverio ha cauterizado mi piel a la experiencia. No hay experiencia, más allá de la de tocar mis cosas no contaminadas. He claudicado, ante los muros que han rodeado la necesaria afectividad, al brillo de miradas a través de planas pantallas de cristales líquidos que confunden las lágrimas de emoción con el juego luminoso de sus candelas.

Hoy es sábado y en breve se abrirán las puertas a la nueva esperanza. ¿Qué es lo que he echado en falta en este tiempo? ¿Qué es lo que espero del nuevo? Cosas sencillas, nada especial. Abrazar a las personas a las que más quiero, dar muchos besos a mis nietos, viajar para encontrarme con mis amigos. Pasear por los campos, escuchar el canto de los pájaros. Contemplar atardeceres. Caminar por las orillas de las playas a esa hora nocturna cuando las gentes ya están dormidas, o a la hora azul cuando va llegando poco a poco la madrugada. Disponer de momentos de lectura tranquila y escuchar la música que me gusta. Tener siempre fruta fresca en la fresquera. Ir cada día al mercado y comprar los tomates y la verdura tierna recién recogida del campo, y el pescado fresco de los barcos de los hombres del pueblo que han vuelto de madrugada a puerto, y la leche fresca que al cocerla me regala con una fina capa de nata. Eso quiero. Volver a lo básico e imprescindible para vivir una vida sencilla, saludable y sana. Disfrutar, cada uno de los días de mi vida, del amor a las cosas pequeñas. Y… escribir un poema.

Escribir un poema
marcar la piel del agua.
Suavemente, los signos
se deforman, se agrandan,
expresan lo que quieren
la brisa, el sol, las nubes,
se distienden, se tensan, hasta
que el hombre que los mira
—adormecido el viento,
la luz alta—
o ve su propio rostro
o transparencia pura, hondo
fracaso— no ve nada.

Angel Gonzaléz


8 comentarios sobre “Escribir un poema

    1. Lo mismo digo Isabel, que a nuestros compas de ahí abajo. Yo creo que sí nos sabíamos privilegiados, pero cuando lo que tenemos nos parece que es normal, que nos lo merecemos per se, caemos en la trampa de obviarlo y solo cuando aparece el peligro cerca parece que queremos amarrarlo. Un abrazo inmenso, me encanta que andes por aquí. Gracias por tu visita y tu comentario.

      Me gusta

    1. Somos privilegiados ya solo por el simple hecho de existir. Yo pienso que es una pena que haya momentos en los que nos despistamos de lo importante que tenemos delante de nuestras narices y nos pilla la vida mirando para otro lado. Esto me ha pasado a mí durante muchos años hasta que parece que ahora voy alcanzando un cierto grado de madurez… (???). Es cuando sientes el peligro de perder algo cuando realmente te concentras en ello… Una pena, pero creo que así es. Aprenderemos!!! Un abrazísimo de esos… nuestros.

      Le gusta a 1 persona

      1. La cuestión del aprendizaje será siempre un tema delicado (yo vivo diciéndome cosas parecidas o culpando a quienes en mi pasado no me ayudaron a seguir el camino que yo había elegido. A veces justifico esas actitudes; otras veces, no).
        Creo que lo peor de todo es no despertar nunca. Nosotros, al menos, pudimos hacerlo. Si miramos alrededor podremos ver lo afortunado que somos.

        Dos, tres, los que hagan falta…

        Le gusta a 1 persona

    1. Algo pasa con el sistema, no consigo meter mi respuesta en el recuadro que corresponde…Alfonso… yo creo que sí lo apreciábamos… Ahora más, ahora más concentrado, como que hay muchas otras cosas que antes deseábamos… y ahora hemos pensado que nos basta con lo que tenemos… con lo que teníamos. A ver si somos capaces de cuidarlo y mantenerlo y disfrutarlo de verdad. Un gran abrazo. Gracias por estar cerca en estos y otros momentos.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .