El mundo es nuestra herencia

Considérate vivo y ponte en cura,
lo restante no importa.
Basta cambiar de sitio la alegría
que nadie tiene
Ahora
ponte a hacer el amor.
La primavera está siempre esperando,
aunque nos toca
alguna hambre del mundo en el reparto,
y una extraña congoja
hace que nuestros huesos, de repente,
entierren el amor sobre la alfombra.
Considérate vivo, es suficiente,
basta vivir como quien pide limosna,
basta ponerse en marcha y que la vida
cobre su transitoria
y pujante verdad:
todo está siendo
cuanto ha podido ser:
las mariposas
no son estrellas; vuelan
un solo día de sol y se deshojan.
No elijas tu camino; no hay caminos,
la luz como la sombra es sombra,
considérate vivo y ponte en cura,
lo restante no importa.

 

Luis Rosales


 

 

Un comentario sobre “El mundo es nuestra herencia

  1. Magnífico. Me gustan los poemas que proponen y que nos enfrentan. Me gustó muchísimo, sobre todo porque últimamente me he encontrado bastante negativo y este texto me obliga a enfrentarme a la otra cara, la que siempre alenté pero que dejé atrás de manera casi involuntaria.

    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .