Roble

 

Para que yo pudiera vivir aquí
para que mi ser pesara sobre el suelo
fue necesario un ancho espacio
y un largo tiempo,

solsticios y equinoccios alumbraron
con su cambiante luz, su vario cielo,
el viaje milenario de mi carne
trepando por los siglos y los huesos…

(palabras de Angel González de su poema “Áspero mundo” de 1956
Fotografía @mjberistain

 

9 comentarios sobre “Roble

  1. Esperemos que los hombres lo dejen en paz. No sé por qué se me vino esa imagen a la cabeza, me disculpo por ello; pero en cuanto veo a un humano en algún lado, tiemblo.
    El poema es precioso, de esos que ya no se escriben (hoy, en general, los poetas sólo hablan de su ombligo). De allí que me guste tanto la poesía tuya, la de Isabel Fernández de Quirós, de Julie Sopetrán, de Xabier Nobella, entre otros amigos que he encontrado aquí en la red.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.