El Buen Aire

Negro
Presentimiento
en la lentitud de tus pasos.
Contraluz 
sucediéndose insinuante
en las miradas;
equivocación o interrogante
bajo las máscaras
desgarradas.

Me llama
tu distancia,
tu sagrada quietud.

arrogante,
seductor
jugando a ganador.
Juego contigo.
Después,
por volver a tu lado
me abrazo al rencor.

Hay pasos que duelen
como nostalgias,
y dulces presagios arrabaleros
que envuelven
y nos vencen
a golpe de giro.

Tu cuerpo, tu abrazo
me acercan
tu boca
que sin tocarme, me besa.
Te evito.
Insurgente
como una milonga
me arrimo a tu pulso;
a tu vientre vencido.

Remordimiento
en silencio,
indómito vuelo
de pasión,
vino amargo,
susurro
de violines desafinados.

Tiempo de pausa;
Caricias del Buen Aire

Tango,
delirante
torbellino de amor,
maldición;
perpetua condena al reproche.
No sé cómo curarme de tí
y seguir mi camino…

“A nadie no digas
que ya no me buscas,
si a mi me preguntan
diré que vendrás”

M.J.B.


Un comentario Agrega el tuyo

  1. esos juegos del amor, la distancia que se hace soledad. Ay el amor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s