El ocio del poeta

El viaje infinito


 

Hay quienes aman los cuerpos
y aquellos que las almas aman

Hay también los enamorados de las sombras
como poder y la gloria.
O quienes aman sólo a sí mismos.

Yo también he amado en otro tiempo alguna de estas cosas,
más después me sentí a solas con mi tierra
Y la amé, porque algo debe amarse
mientras dura la vida.
Pero en la vida todo huye cuando el amor quiere fijarlo.
Así también mi tierra la he perdido,
y si hoy hablo de tí es buscando recuerdos
en el trágico ocio del poeta.

 

Luis Cernuda
Fotografía Fernando Ocaña Fernández – Flickr


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s