Entendimiento

imagesENTENDIMIENTO

Tomo palabras que leí hace tiempo de Rosa Montero, a quien admiro casi desde que nací. Alguna vez he pensado que es mi Alter Ego, esa persona que sabe decir exactamente lo que yo estoy pensando en cada momento y que mi frágil cerebro no lo tiene aún perfeccionado para que salga a la luz, ni de manera verbal ni de manera escrita. Yo necesito mucho más tiempo que ella para madurar mis ideas y emitir mis opiniones. ¡Eh ahí la diferencia!. Bueno, quiero decir una de las diferencias. En realidad lo único que tenemos en común es el año de nuestro nacimiento, porque la trayectoria personal y profesional ha sido decididamente diferente.

No obstante siempre he reflexionado con sus reflexiones, con sus relatos, con sus novelas… hasta que llegó el momento de la ficción. Ahí me pilló bastante indefensa. No tan evolucionada… Ya he dicho que ella ha sido siempre pionera.

Sigo admirándola. Desde luego, sigo admirando su trabajo, todavía me acuerdo de las entrevistas que realizaba a personas singulares. Me chiflaba su introducción al personaje. Leerle era como estar viendo una película de Visconti, con todo el terciopelo rojo cubriendo los ventanales, con las sombras del perfil del entrevistado moviéndose lentamente por el espacio y el brillo de sus ojos entrecerrados esperando, algo siniestros, la pregunta inesperada…

Sin embargo, para cualquier persona era un orgullo y un honor que la entrevista la hiciera Rosa Montero.

¡Lo que hubiera dado yo por ser material de entrevista de esta mujer…!

Desconozco en todos los casos si los entrevistados se lo merecían, pero lo que sí sé es que después de la publicación en los medios más importantes del país, el prestigio de la persona entrevistada y su personaje crecían como la espuma. Tal era el efecto de las confesiones que conseguía de sus interlocutores, la confianza que les ofrecía, el rigor con el que trataba sus respuestas, el aderezo de sus propias ideas sobre el mismo.

La admiro, ya lo he dicho, desde siempre.

Hoy recupero uno de sus textos de hace algunos años sobre el entendimiento entre las personas. Decía ella que la vida parece un colosal malentendido y estoy totalmente de acuerdo. Quizás entonces, no fuí capaz de comprender la dimensión de lo leído, aunque algo captó mi atención.

Perdonarme, pero hoy no hablaremos de política.
Sólo de entendimiento.

M.J.B.

Se pregunta si las personas somos de verdad capaces de comunicarnos…

“Desde luego… de cuando en cuando, hablando con tu pareja, o en una dulce sobremesa con algún amigo, puedes llegar a vivir uno de esos momentos de magia cotidiana, cuando tus frases llevan un pellizco de tu corazón y tu interlocutor parece adivinarte. Se borra entonces momentáneamente la soledad interior, y entre tú y el otro no hay distancia. No hay intimidad mayor, ni siquiera en el sexo, que esa intuición brillante y fugaz de entendimiento.”
“Pero lo cierto es que, muy a menudo, no comprendemos nada.
Nos oímos, pero sin escucharnos…”
“Entendemos las cosas desde lo que somos: desde nuestras necesidades, nuestros miedos, nuestras obsesiones. De modo que, más que escuchar o leer al otro, tendemos a proyectar en ese otro nuestros sueños y nuestros terrores, nuestras ambiciones y nuestros fantasmas. Quizá sea por eso por lo que hablar del amor genere más malentendidos por centímetro cuadrado que cualquier otro tema: porque el amor está especialmente tejido de deseos y de ansias, y, por tanto, nuestra proyección en el otro es más exigente, más anhelante, más avasalladora.
“Vamos los humanos por el mundo envueltos en una nube de palabras, cegados y ensordecidos por nuestra propia realidad, ensimismados. Pero de cuando en cuando se enganchan casualmente dos frases dispersas, y entonces descubrimos súbitamente al otro, y se abren las espesas nubes que nos rodean, y nos rozamos los lomos, y surge el chispazo de la comprensión, el temblor de la complicidad y del entrañamiento. El calorcito”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s