A vueltas con la luna

imagesA SOLAS CON LA LUNA laexuberanciadehadas

 

Me he levantado muy temprano esta mañana.

La ventana de la habitación estaba entreabierta, como a mí me gusta, porque respirar el aire de la noche, aunque esté dormida, creo que ahuyenta los malos sueños, y así soy más felíz.

Había una luz muy leve que se asomaba tibiamente por encima de las montañas de la parte Este del jardín. El aire estaba quieto todavía y sólo algunos pájaros lo removían con sus aleteos traviesos. En esta época del año es cuando mejor se les ve; los txantxangorris o petirrojos, los mirlos, las abubillas… a través de las flores del cerezo o del verde incipiente de las primeras hojas de los abedules, de los robles, del liquidambar.

Esta mañana, mirando por la ventana, he pensado que hoy era un día perfecto, – como casi todos si uno está dispuesto a vivir la duración, como decía Peter Handke, esa actitud de acoger lo huidizo de la vida, así de forma consciente, en lugar de pasar de largo por su lado-. He comprendido entonces que el silencio gritaba mi nombre.

¿Cuántas veces a lo largo de mi vida he tenido la tentación de sacar una foto en mitad de la noche? La respuesta es que infinitas veces, porque cada vez que miro al horizonte, me sorprende con un frío o con un fuego distinto. ¡Pero esta noche se me ha escapado! Por eso hoy me he levantado tan temprano, para buscar aquella imágen que había entrado por mi ventana sólo unas horas antes. Necesitaba volver a encontrarla, aún sabiendo lo efímero de la existencia. Pensaba que podría intentarlo de nuevo, hubiera necesitado otro instante, sólo otro instante, el tiempo que tarda la máquina de fotos en hacer clic. Pero ya era tarde…

Recuerdo que me sacudió con suavidad el sueño cuando inundó la habitación su luz tan nueva, como la rodaja de una naranja jugosa, espléndida en la negrura de la noche. Dudé un momento, sin embargo me sentía bien en su presencia, sin armas de defensa, y allí en el cobijo de una nada envolvente, sin culpa, me abandoné a su mirada como a una caricia tierna que llegara desde más allá del universo. Me he levantado temprano esta mañana, pero la luna huidiza desaparecía en un debil resplandor blanco por el Oeste.

.

@mjberistain

 


5 thoughts on “A vueltas con la luna

  1. Comentario de Vicente Sánchez en FB: El estado que se desprende de este bello prosopoema. La sensación de plenitud .El punto de emoción que permanece sin irse, sin mas crecer,sin decrecer,Esta noche precisamente, que alboreaba el 16 de Abril,el borde de lágrima en éxtasis.El aureo explendor del aire.El sol que no amanecido llena todo de luz.Hoy no me suicido. Amén,

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s