Chatarra, soledad y vino

 

…Si te despiertas puedes besarme con cuidado
el vil acantilado de ceniza que ocultan mis pestañas.
F. Gámez 

 

He buscado en la tarde una brisa
desplegando las velas
entre la niebla de los verbos
que se agotan en la orilla del silencio.

Todo por morir un rato,
despacio,
en el aliento de cualquier octubre
con el viento a favor ondulando mis lamentos.

Se me estaban oxidando los labios
entre laberintos desahuciados de cariño
donde antes habitaron las fresas más frescas,
donde sembramos esencias de manzana
en la alta cumbre de las lágrimas más tristes.

Arrimaría a tí
las pestañas derrotadas del crepúsculo
a la sombra de tus manos silentes,
amadamente,
por implorar un tiempo anónimo
donde nacer de nuevo
entre chatarra, soledad y vino
y olvidar que no era posible sobrevivir
entre andamios de ternura.

 

@mjberistain/92
Imagen del pintor Miralles en el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca



One thought on “Chatarra, soledad y vino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s